Naturaleza, salud y sonidos

Como menciona Eva Julián: «Nuestro Cerebro es un órgano de gran sensibilidad, capaz de percibir y responder con rapidez a las frecuencias y vibraciones predominantes del entorno y por resonancia acomodarse a vibrar en el mismo rango de onda. Si viviéramos en la naturaleza,  nuestro verdadero habitat, nuestros procesos vitales se acomodarían a las emisiones sonoras del día y de la noche.»

Eso supondría un equilibrio mayor en nuestro sistema nervioso y un descanso de las posibles tensiones acumuladas. Un equilibrio sanador a nivel energético.

Estas emisiones también son interpretadas por el agua, los pájaros, el viento, los insectos…nada le es ajeno, todo vibra en armonía como los integrantes de una gran orquesta global que da muestras de tener vida propia y un objetivo especifico: Favorecer la vida,  el bienestar, la salud, la alegría vital y un estado de conciencia unificado que acoge a todos los seres en un solo pulso.

Por todo ello es saludable y necesario acudir a la  Naturaleza cuando no se está cerca de ella. Rodearse de sonidos, aromas, colores, viento… sentir y escuchar la naturaleza para liberar la presión que acumula nuestro cerebro, centrarse en el momento presente de observación al margen de cualquier urgencia imaginada. Sentirse centro, sentirse uno con lo que nos rodea, aquello que es fuente y origen de vida. Nuestra vida.

Una de las personas que más está investigando actualmente este campo de los sonidos y la salud, viajando, experimentando, aprendiendo y divulgando, es Eva Julián, música, compositora, etnomusicóloga y sonidista especializada en Bioacústica, quien tiene un amplio abanico de sonidos y grabaciones para diversos trastornos, enfermedades, terapias y relajaciones que ofrece tras un estudio meticuloso de sus efectos y beneficios.

Su web www.soundandlife.com  está llena de ejemplos y trabajos para quien esté interesado/a en este mundo tan inmenso de los sonidos sanadores de la Naturaleza.

Etiquetas: , , , , ,

Deja una respuesta