Biodinámica Craneosacral, embarazo y primeros meses de vida

La Biodinámica Craneosacral es útil en infinidad de casos y situaciones de vida, pues se genera un “diálogo” interno a través de las manos del/a terapeuta con el paciente, y con movimientos sutiles se va dando paso paulatinamente al equilibrio a nivel fascial por una parte, con el aporte energético que ello conlleva en los órganos relacionados, y a la liberación somatoemocional por otra. Problemas estructurales, emocionales o viscerales, pueden mejorar  considerablemente gracias a esta terapia.

Se practica con personas de todas las edades, y tiene una importancia relevante durante el embarazo y en los primeros meses de vida del recién nacido. Ejerce una función importante tanto a nivel neuronal como físico; en las madres para prevenir vómitos o fortalecer la implantación del embrión, por citar algunos ejemplos, y ya en los pequeños/as, para corregir posturas, deformaciones craneales, regurgitación, llantos, trastornos de sueño, alimenticios… y un largo etc.

Algunas de estas molestias y disfunciones pueden permanecer en el tiempo, hacerse comunes con la edad y pasar desapercibidas hasta que en la edad adulta pueden generar algunos trastornos que entonces sí, nos preocupamos por corregir.

Durante las sesiones, el contacto entre el/la terapeuta y el/la paciente es suave, mientras las manos “escuchan” y se dejan llevar hacia donde el cuerpo más lo necesita. Los efectos, a medio plazo, suponen en la mayoría de los casos, un nuevo comienzo, un soltar peso, un sentir que se ha liberado algo y que podemos seguir adelante con mayor equilibrio y energía.

Si se fortalece el campo de energía humano, la salud innata que nos nutre, se regenera y progresa de forma natural y armónica.

Etiquetas: , , ,